Colores de otoño

Photo by Justin Schüler on Unsplash

Photo by Justin Schüler on Unsplash

Imponente recibidor, su tamaño impresiona, los pocos elementos aumentan su dramatismo pero es su color calabaza el que se queda en nuestra retina y en nuestro corazón, color de otoño. bonappetit.com

Imponente recibidor. Su tamaño impresiona, los pocos elementos aumentan su dramatismo pero es su color calabaza el que se queda en nuestra retina y en nuestro corazón, color de otoño. bonappetit.com

Oficialmente estamos en otoño, aunque las temperaturas aún nos hablan de verano los días cada vez más cortos y las mañanas frescas nos recuerdan que ya se está yendo el estío. En todas las casas empezamos a guardar bañadores, camisetas y sandalias y regresamos a la luz abrigos, sweaters y chaquetas. Empezamos a pensar en la manera de darle calor al hogar más allá de la calefacción; la ligereza de la que vestimos de verano nuestras ventanas, las cubiertas de lino de los sofás y los detalles que hablan de sol y vacaciones empiezan a buscar sitio en las cajas de las que sacamos alfombras, cojines y cortinas más adecuadas para el frío que vendrá.

Mi jarrón de cinábrio, mi color favorito, rojo y como si de un jarrón mágico se tratara, mi cofre del tesoro. Gracias Carmela por ese regalo y tantos más, te quiero.

Mi jarrón de cinábrio, mi color favorito, rojo y como si de un jarrón mágico se tratara, mi cofre del tesoro. Uno de los tantos regalos de mi querida Carmela.

La decoración es la combinación de espacio, volumen y color y es de este último que voy a hablar hoy. Todos tenemos colores favoritos y otros no tanto, incluso tenemos colores que detestamos. Algunos, yo me incluyo, tenemos un color fetiche (el mío es rojo) pero como si de algo pecaminoso se tratara lo usamos a escondidas, casi nunca lo ponemos a la vista, está en la ropa interior o es el accesorio discreto como las piedras de unos pendientes, la bufanda y en los momentos más atrevidos el bolso. Tengo piezas rojas que amo y me han acompañado media vida y están nuevas de acompañarme metidas en el armario.

En mi casa pasa igual, pequeños  puntos de color rojo asoman tímidamente en cada habitación; un jarrón chino de cinabrio, regalo de mi hermana, es uno de mis tesoros, a veces engalana el salón y otras veces alegra el dormitorio, siempre me recuerda la juventud, los sueños y los deseos cumplidos, también el esfuerzo que hizo mi hermana para comprarlo y mi ilusión y agradecimiento de poseer un tesoro.

Ese es para mí el color del otoño el rojo, pero también lo son el naranja y el dorado, sobre bases neutras como gris claro o crema, sobre colores más atrevidos como verdes o amarillos. Como siempre digo, no se trata de correr a cambiar muebles y demás. Se trata  de darle un nuevo aire a nuestra casa con adiciones sencillas como cortinas, forros para sofás y cojines, adornos recuperados del olvido.

 

El nuevo neutro es el gris en casi todas sus gamas, cuando le añadimos colores tierra y tostados le traemos la actualidad del otoño. dailyhouzy.com

El nuevo neutro es el gris en casi todas sus gamas, cuando le añadimos colores tierra y tostados le traemos la actualidad del otoño. dailyhouzy.com

En lugar de poner color en los objetos el drama lo aporta la pared roja. hgtv.com

En lugar de poner color en los objetos el drama lo aporta la pared roja. hgtv.com

Deja un comentario

Tu correo electrónico no será publicado.


*