Juega con el negro en tu decoración

Cuando hablamos del vestido negro de cóctel o ‘little black dress‘ todas sabemos que nos referimos a summum de la elegancia, que personificó Coco Chanel al liberar a las mujeres de corsés y las pesadas ropas. Pero cuando hablamos de negro en decoración, la mayoría enmarca las cejas y piensa que es demasiado para una casa. Lo mucho que aceptamos es algún toque, un detalle discreto, un mueble… No podemos visualizar el negro como protagonista principal de nuestra decoración.

Vamos a acabar con esos prejuicios y con ese miedo, el negro no es para todos, pero nadie puede negar que es elegante, que es dramático, que ‘grita’ que en esa casa hay personalidad de sobra y no se le tiene miedo a nada.

Casaydiseno.com

Casaydiseno.com

En todas las habitaciones luce y destaca, pero personalmente donde más me gusta es en la cocina y en el comedor, las encimeras de mármol o granito negro me encantan, bien sea que las combinamos con muebles blancos o de madera natural (en tonos claros) o que hagamos un bloque negro con todo en ese color, aquí os muestro ejemplos de cocinas en las que el negro es protagonista, creo que cocinar en una de esas obras de arte que transforma una simple ensalada de lechuga en un plato gourmet.

En el comedor añade drama, no es para tímidos, es para protagonistas; las mesa lacada en negro son hermosas combinadas con sillas  tapizadas en colores luminosos (grises, crema, blanco), pero también con sillas de maderas claras, sobre ellas los candelabros de plata (o no tan plata) brillan más, anticipando cenas de larga sobremesa con los amigos. También podemos optar por un aparador en negro, los muebles chinos lacados son preciosos, de líneas robustas y elegantes, su aire exótico levanta cualquier ambiente anodino de muebles conjuntados.

El dormitorio también puede actualizarse con el negro, aunque  particularmente no me entusiasma tanto como en otras habitaciones, pero no dejo de reconocer el extraordinario efecto de lujo y lujuria que aporta.

El salón es donde más posibilidades de incorporar nuestro color fetiche tenemos, sin recargarlo y eligiendo bien los accesorios estamos ante nuestra mejor carta de presentación.

Formal y elegante. los accesorios justos y el blanco en las paredes, efectivo. mydomaine.com

Formal y elegante. los accesorios justos y el blanco en las paredes, efectivo. mydomaine.com

No vamos a transformar nuestra casa en el escenario de una película de vampiros, como veis todos los ambientes que os mostramos  están contenidos en un marco a menudo blanco, esto aporta luminosidad y rebaja el drama, cuando son las paredes las de color negro todo lo demás es en colores claros o en madera (me encanta). Si no somos de apostar todo al negro demos oportunidad al menos a algún detalle, un mueble pequeño, una lámpara o ¿por qué no una vajilla?, cuando nos cansemos lo guardamos para otra ocasión o lo reciclamos en otra habitación. Atrévete… al negro.

Solo la pared principal cambia completamente un salón que de otra manera sería común y corriente. behance.net

Solo la pared principal cambia completamente un salón que de otra manera sería común y corriente. behance.net

 

Deja un comentario

Tu correo electrónico no será publicado.


*