5 ideas para decorar un piso de alquiler

Piso nuevo, vida nueva. Puede que la palabra mudanza te provoque escalofríos, pero no dejes que las cajas y plástico de burbujas te cieguen. Una mudanza es una oportunidad para sacar tu lado más creativo y decorar un nuevo espacio desde cero. Claro que si el nuevo destino es un piso de alquiler… la cosa se complica. ¿Qué pasa si no puedes pintar las paredes? ¿O hacer agujeros? ¿O si solo vas a estar unos meses? Decorar un piso de alquiler se convierte en ocasiones en un reto… muy divertido. Te ayudamos a esquivar todos esos obstáculos y a darle un toque creativo a la decoración de tu piso de alquiler 😉 ¡Ojo a estas 5 ideas!

1) Paredes libres de agujeros

Hay caseros que oyen la palabra taladro y empiezan a visualizar el apocalipsis, con sus trompetas y todo.  No te preocupes: no todo está perdido. Hay alternativas para personalizar la decoración de tu nueva casa sin perder la fianza.

¿Quién dijo que los cuadros solo se pueden poner en las paredes? Hay vida más allá de los clavos y no está nada mal. Los cuadros también pueden quedar genial en el suelo, apoyados sobre la pared, especialmente si son grandes. Lo mismo sucede con los espejos. Eso sí, esta no es muy buena idea si hay niños en casa.

 

Vía: Wes & Kayla / Apartment Therapy

Vía: Wes & Kayla / Apartment Therapy

 

5 ideas para decorar un piso de alquiler (9)

Vía: Residence Magazine

 

Y si la idea de los cuadros en el suelo no te convece, puedes aprovechar las estanterías que haya en las paredes o las mesas para ponerlos.

5 ideas para decorar un piso de alquiler (10)

Vía: Ikea

 

2) No hace falta que pintes las paredes

Es caro, no puedes por contrato o simplemente, no tienes ganas. No hace falta que pintes las paredes de tu piso de alquiler para personalizarlas. Hay alternativas fáciles, económicas y lo que es más importante, ¡muy creativas! Con un poco de washi tape, puedes dibujar formas, figuras o mensajes en tus paredes que cuando dejes la casa, puedes quitar sin problema.

Vía: Ann Kelle

Vía: Ann Kelle

 

Vía: HGTV

Vía: HGTV

 

3) Cámbiale la cara a los muebles

Si te horrorizan los muebles de tu nueva cocina pero es imposible cambiarlos, ¿por qué no les das un lavado de cara? Puedes hacerlo con unos vinilos adhesivos que, una vez dejes esa casa, puedes retirar. También puedes utilizarlos para personalizar los electrodomésticos, en los que puedes pegar mensajes o motivos divertidos.

Vía: Lokoloko

Vía: Lokoloko

 

Vía: ojodepez

Vía: ojodepez

 

4) Más almacenaje

Uno de los posibles problemas a la hora de alquilar un piso es el almacenaje. Imagina que tu nueva casa no tiene mucho espacio para guardar tus cosas y tú, en cambio, tienes un fondo de armario generoso. Houston, tenemos un problema. ¿Dónde metes todo eso ahora? ¿Dónde vas a guardar todas esas cosas que has ido acumulando con el paso de los años? Con ingenio y un poco de DIY, claro.

Si no quieres comprar nuevos armarios que después te tengas que llevar allá donde vayas, puedes hacerte uno con pocos recursos. Hay muchas opciones para ampliar el espacio en el que poner tu ropa con poco esfuerzo y, consiguiendo, además, darle un toque especial a tu decoración. Te proponemos dos ejemplos creativos: el primero está hecho con tubos de cobre y cuerda (¡el cobre es tendencia!); el segundo, con dos escaleras de madera. Y si lo que quieres es un perchero, puedes hacerte un perchero con el palo de una escoba.

Vía: A Pair & A Spare

Vía: A Pair & A Spare

 

Vía: A Pair & A Spare

Vía: A Pair & A Spare

 

Si además de para tu ropa, necesitas más espacio para tus cosas, puedes conseguirlo con cajas de madera o cestas. Puedes apilar varias para construir una estantería improvisada o aprovechar cualquier hueco para meterlas y conseguir un espacio extra de almacenaje.

Vía: Design Sponge

 

Vía: Design Sponge

Vía: Design Sponge

 

5) Plantas de interior

Las plantas son una manera genial de darle calidez, vitalidad y color a tus habitaciones. Hay muchas especies preparadas para sobrevivir en ambientes interiores que no te resultarán muy complicadas de cuidar como potos, cintas, ficus o el aloe vera. Si quieres que aporten originalidad a tu decoración, combínalas con maceteros creativos: de cemento, con formas geométricas, en tarros de cristal, de madera, colagantes, etc…  ¡Voilá! Un piso mucho más acogedor. Consejo: si quieres que tu decoración esté a la última, apuesta por los cactus.

Vía: Knott

Vía: Knott

 

Vía: Enter My Attic

Vía: Enter My Attic

 

Vía: Learning, Creating, Living

Vía: Learning, Creating, Living

Deja un comentario

Tu correo electrónico no será publicado.


*