Da una segunda oportunidad a tus muebles antiguos

mesita2

La mesa original y parte del trabajo

Soy una recicladora de serie. Si hay algo que merece una segunda vida, me pongo manos a la obra para mejorarlo.

Ésta era una antigua mesita de arrime de oficina, las que se utilizaban para las máquinas de escribir, ¿se acuerdan?

Desde que llegó a mis manos, supe que tenía que dejarla linda porque su tamaño y versatilidad hacían que pudiera quedar bien en cualquier ambiente y con múltiples funciones. Así es como estuvo en el comedor como mesa de apoyo para bebidas, luego fue soporte de TV en mi habitación y ahora la uso en comedor diario en un pequeño office que armé donde tengo la computadora.

Lo que estaba más desmejorado eran sus patas cromadas, las lijé para retirar óxido y las pinté con aerosol convertidor color cobre (que me encanta), que es tendencia en decoración, moderno y cálido a la vez.

La tapa era de fórmica marrón, claramente lo que menos me gustaba. Otra vez pintura de fondo y lija finita. Con la técnica de decupage apliqué un papel de seda con estampa india, pinté los laterales con acrílico negro, barniz y…  voilà ¡mesa lista!

mesita1

Detalles de la mesa terminada.

Espero que les guste y que se inspiren para transformar esos objetos que merecen una renovación, no hace falta ser un experto sino ponerle ganas.

Buena semana y feliz día para los enamorados.

Deja un comentario

Tu correo electrónico no será publicado.


*