Salón en tonos neutros y naturales

A la hora de decorar un salón, una buena alternativa puede ser optar por usar colores en tonos neutros. Los colores neutros son el blanco, el negro y el gris . Estos tonos aportan a nuestra estancia un aspecto elegante y confortable.

El blanco aporta mucha luminosidad y amplitud. El gris es muy combinable con colores naturales,  como la madera y el negro es un color que siempre dará un aspecto especial y nunca pasa de moda.

Para no caer en un ambiente demasiado soso podemos combinar con elementos de decoración en tonos más vivos que aportan un toque diferente.

Podemos contrastar tono más claros con tonos más oscuros dentro de la misma gama

Salón con base de tono neutro donde podemos añadir elementos de color.

El uso de estos colores aportan serenidad, orden y amplitud

Deja un comentario

Tu correo electrónico no será publicado.


*