La habitación de los niños: dar más cabida

Buenos días amigos/as de Hola,

Hoy vamos a hablar de las habitaciones infantiles y de cuando necesitamos hacer cambios, pues un día llega la feliz noticia de que se amplía la familia, por ejemplo.

“Y qué hacemos si no tenemos más habitaciones?” Bueno, que no cunda el pánico y vamos a buscar soluciones, sobretodo que sean prácticas y que el cambio también entre por los ojos al que, hasta ahora, ha sido el único dueño o dueña:)

Los motivos por los que podemos necesitar realizar cambios en la habitación infantil, pueden ser varios: llegada de un nuevo miembro, los niños crecen o simplemente realizamos un cambio de domicilio y esa habitación tiene unas dimensiones más pequeñas, con lo que, reorganizarse va a ser todo un desafío.

Hallar soluciones prácticas no es siempre fácil, así que, a continuación, os detallo algunas de ellas y cada uno, podrá adaptarlas según sus necesidades y condiciones:

*La cama es uno de los elementos que obviamente ocupan más espacio, así que será importante plantearlo en primer lugar: optar por unas camas que se alargan según los niños van creciendo, es una buena solución para no tener que cambiar el mobiliario durante años. La opción de las literas, va a ser otra posibilidad, con el consiguiente ahorro de espacio. Y si el espacio no es un problema, ponerlas en paralelo, es lo mejor, para la funcionalidad y el orden.

*Poner baúles, también nos permite ganar espacio: todo recogido da una sensación de más equilibrio y, de paso, los niños aprenden a ser ordenados. Mantener el orden y ganar espacio de almacenaje, será todo un triunfo si lo logramos.

*Ganarse a los inquilinos de dicha habitación, será una de las fórmulas que nos van a hacer más llevadero el cambio: hacerles partícipes teniendo en cuenta sus gustos y aficiones, será sin duda, una manera que se abran a dicho cambio. Debemos ser prácticos ante todo.

*Cuando ya no son bebés, una puerta corredera es una solución muy efectiva: quedan separados sus espacios e intimidad y, a la hora de jugar y al abrir la puerta, el espacio se convierte, en uno para así poder jugar juntos.

Cada caso es diferente y debemos saber conjugar las posibilidades que tenemos de espacio, presupuesto y prioridades de los niños, así sin duda, vamos a dar con la mejor solución para dar más cabida.

Gracias y hasta el próximo post:)

Sandra Adrubau

Habitación infantil by Sandra Adrubau

Habitación infantil by Sandra Adrubau

Deja un comentario

Tu correo electrónico no será publicado.


*