Una cocina con mucha luz

zzz500pxdeskcity1

Querid@s lectoras de Hola,

A veces damos poca importancia a la cocina, por ser una estancia práctica y ser un poco de paso, pero no podemos olvidar que también significa un punto de reunión para los que habitan la casa.

Tengamos una mesa que utilicemos para las comidas o sin ella, la cocina debe ser un espacio diáfano, a poder ser, que permita entrar mucha luz natural, que podremos conseguir o bien con grandes ventanales o ventanas más pequeñas, pero que aún y así, permita entrar la máxima luz natural posible, lo que ayudará a que parezca de mayor tamaño.

En caso de duda, a la hora del color de las paredes, siempre es mejor optar por uno claro, desde blanco a colores beige, que ayudarán también a obtener un efecto de mayor amplitud.

Conjugar la luz y el color de las paredes con unos muebles que contrasten, como puede ser el marrón, nos dará como resultado una estancia moderna, que podremos mantener durante años y práctica a la hora de utilizarla.

Si el espacio nos lo permite, podremos añadir una mesa para las comidas en las que no queramos utilizar el salón y así, ni ensuciamos dos estancias ni tampoco perdemos la oportunidad de estar todos los comensales reunidos, pues incluso para reuniones más informales, podemos pasar largas horas en ella, como es el caso de la sobremesa o bien para comidas más informales, de fin de semana.

Unos electrodomésticos modernos, serán el punto y final a una decoración para la cocina por la que no pasarán los años, a pesar de ser muy utilizada.
El resultado es pues, una estancia que aunque práctica, será también elegante.

Gracias y hasta el próximo post.

Sandra Adrubau

Deja un comentario

Tu correo electrónico no será publicado.


*