Son del siglo pasado… pero jamás pasarán de moda

Sillas Panton en el apartamento de Chicago de Lauren Bold. Fotografía www.aparmettherapy.com

Sillas Panton en el apartamento de Chicago de Lauren Bold. Fotografía www.aparmettherapy.com

Sillón Barcelona en un ambiente contemporáneo. Fotografía http://bobedre.dk

Sillón Barcelona en un ambiente contemporáneo. Fotografía http://bobedre.dk

Echando un vistazo al trabajo de los grandes diseñadores industriales de todas las épocas hoy vamos a regresar al siglo pasado.

Son diseños que han dejado su huella en nuestra forma de ver los muebles del hogar. ¿Quién no conoce el sillón Barcelona? Esa quintaesencia de modernidad y estilo,  que fue diseñado por Mies van der Rohe, el arquitecto y diseñador industrial alemán con nacionalidad norteamericana, para el Pabellón de Alemania de la Exposición Internacional de Barcelona de 1929. Tiene nada menos que 89 años y su diseño sigue siendo referente y objeto de culto, el frío acero de sus patas y la calidez del cuero de su asiento crean una obra de arte que encuentra sitio en cualquier salón de hoy.

Y qué decir de la mesa de comedor de la serie Pedestal o Tulip de 1957 creada por Eero Saarinen, arquitecto americano de origen finlandés, en sus versiones redonda u ovalada, que forma parte de muchos comedores actuales y, combinada con sillas de la misma serie o, más a menudo, con sillas que contrastan con su simplicidad hacen del placer de comer un lujo estético.

Una escultura etérea, esta vez diseño de Harry Bertoia,  diseñador estadounidense nacido en Italia, el sillón Diamond, creado en 1952 y que llega a nosotros igual de joven, igual de transgresor, igual de deseable de la mano de Knoll.

No puedo olvidarme de mi silla favorita, Panton de Verner Panton, creada en 1959. La hemos visto reluciendo como una joya en ambientes contemporáneos o dando la nota lúdica en ambientes clásicos, siempre sinuosa y sensual.

El sillón Egg (huevo), creado por Arne Jacobsen, arquitecto danés, en 1958, a mí siempre me recuerda al despacho de un gran empresario, que destila poder, pero también comodidad.

La mesa  Ciclone de Isamu Noguchi, escultor y diseñador americano-japonés, la versión de mesa lateral es de 1954 y su fuerza estética está en la ligereza y geometría de sus patas metálicas, que se entrecruzan como en un ballet combinado con la simpleza de su tablero y base redondos.

La silla BKF, también conocida como  Mariposa, presentada en 1938 por los arquitectos  Bonet, Kurchan y Ferrari, creadores del Grupo Austral, sigue siendo un icono del diseño argentino y mundial.

Las tres patas de la mesa lateral o de comedor Guèridon, 1949, del francés Jean Prouvé, la hacen ligera, pero la madera, en especial cuando es oscura, le añade contundencia a un diseño esencialmente simple y eficaz.

Son muchos los grandes diseñadores y arquitectos que nos dio el siglo pasado. Nuestros gustos hacen que nos inclinemos a unos u otros, pero indudablemente reconocemos la calidad, belleza y elegancia de todos. Aquí repaso algunos diseños que, desde mi punto de vista, son inmortales y quisiera tener en mi casa.

¿Y tú por cuál te decantas?

Deja un comentario

Tu correo electrónico no será publicado.


*