6f192e4ee2fa3cd13117219f15f540de
87bcc143ad9e4209cf6a99c55e42aec7
24074a7f3bcd131dee7cc27bded82569
07570564dad80a0309854640590031cb
55137741e2b9af5b913d11bc2d5be723
c07bedc76e1444c60bda831cb31072c1
IKEA-Toy-Storage-Shelves-Ideas
ab0ceabeb2f874c3c779a1969dfe1e5c

Papá Noel y sus Majestades han llegado… y toca reordenar la habitación de los más peques

Papá Noel y los Reyes Magos nos traen alegrías y muchos, muchos regalos, sobre todo si hay niños en casa. Esto significa que hay que acomodar un montón de juguetes en la habitación del rey/reina de la casa o en la que comparten dos hermanos/hermanas. Y lo que en  un principio habíamos pensado como un espacio amplio y acogedor donde los más pequeños podían moverse libremente, de repente, se transforma en un minúsculo ubículo donde no cabe nada. Así que nos toca ponernos manos a la obra para encontrar sitio para lo nuevo y para lo viejo.

habitacionnino

Original mueble de pared que incluye círculos que además de romper la estética lineal uno de ellos sirve de asiento. Ideal para un adolescente pero que funciona igual de bien con un niño o niña más pequeño. Al ocupar una pared entera crea una gran superficie de almacenaje y exibición

Original mueble de pared que incluye unos círculos que, además de romper la estética lineal, uno de ellos sirve de asiento. Ideal para un adolescente pero que funciona igual de bien con un niño o niña más pequeño. Al ocupar una pared entera, crea una gran superficie de almacenaje y exhibición.

Olvídate del tradicional dormitorio con la cama, las mesas de noche y la cómoda. Los muebles deben cumplir varias funciones y una de ellas es el servir de almacenaje, las líneas simples le añaden la ventaja de poder crecer con nuestros hijos adaptándose a los nuevos gustos y necesidades. Pero las habitaciones de los niños, más que cualquier otra de la casa necesitan fantasía y color para estimular la imaginación. Ocupar un pared entera con baldas a diferentes alturas entre las que se integra un escritorio es muy práctico y permite disponer de una gran superficie de almacenaje. También podemos utilizar cajas en las que guardar objetos pequeños o  juguetes, manteniendo el orden pero dando un toque de color.

Como siempre, otra gran opción es debajo de la cama,  ideal para cajas de plástico especiales, con ruedas y bastante planas en las que cabe medio mundo. Algunas camas son diseñadas con cajones y puertas para guardar de todo, como en una de nuestras propuestas en las que una habitación entera cabe en una esquina y tiene espacio para guardarlo todo, ropa, libros, juguetes y aún hay lugar para un escritorio.

Apuesta al blanco... y al orden

Apuesta al blanco… y al orden

 

Dormitorio que crece con nuestros hijos. Su neutralidad le permite integrar los colores favoritos en los accesorios, mantas, cuadros etc.

Dormitorio que crece con nuestros hijos. Su neutralidad le permite integrar los colores favoritos en los accesorios, mantas, cuadros etc.

Aprovechemos los rincones olvidados, como detrás de las puertas, un espacio perfecto para colocar un mueble hecho a medida (por un carpintero o por nosotros mismos) con baldas de poca profundidad y guardemos allí los cuentos o los juegos de las consolas. Una balda colocada a la altura el dintel de la puerta en dos de las paredes se transforma en la exhibición perfecta para juguetes, autos, muñecas especiales o cualquier otra colección que se tercie.

Otro de los sitios a los que no prestamos mucha atención es la pared de la ventana. Aunque nunca sabemos qué hacer con ella, hay una serie de propuestas que pueden ser interesantes. Por ejemplo, se pueden colocar unas estanterías a cada lado y la cama en el medio nos permite tener despejado el resto de la habitación, aprovechando la luz para crear un rincón de lectura durante el día. Las mismas estanterías sirven de cabecera y de mesa de noche.

Dejemos que nuestros niños participen en la decoración de sus habitaciones: su color favorito, sus aficiones y sus gustos deben ser nuestra guía a la hora de crear sus espacios. A medida que crezcan, irán adquiriendo más protagonismo en la toma de decisiones.

La clave está en hacernos con muebles por los que el tiempo no pase, que puedan crecer con ellos, que sean de materiales duraderos y fáciles de limpiar, con colores neutros, volúmenes adecuados a la habitación y que se puedan organizar de diferentes maneras. Todo esto nos permitirá cambiar el ambiente de la habitación cada vez que lo consideremos necesarios, sin tener por ello que renovar el mobiliario continuamente. Y si lo combinamos con el uso de muchas cajas donde guardarlo y organizarlo todo, podemos jugar, aún más, con la decoración.

Deja un comentario

Tu correo electrónico no será publicado.


*