Navidad en el apartamento en Manhatan de Aerin Lauder
La Casa Blanca con Michelle Obama
El árbol de Kriss, la madre de las Kardashian
- Anna Kendrik

La Navidad en otra dimensión “casas famosas”

Ambiente mágico para la Navidad en la Casa Blanca

Ambiente mágico para la Navidad en la Casa Blanca

Como contraste en otra sala un ambiente más íntimo y en colores tradicionales navideños

Como contraste en otra sala un ambiente más íntimo y en colores tradicionales navideños

Me entretuve leyendo en Hola sobre la decoración navideña que Melania Trump presentó en la Casa Blanca. Muchas críticas en las redes sociales han sido negativas  y no estoy de acuerdo con ellas. La Casa Blanca no es un hogar particular, es el símbolo del sueño americano y sus actuales moradores le están imprimiendo su sello personal. Comparar esta decoración con la de anteriores Primeras Damas carece de sentido. Puede gustarnos o no pero catalogarla de excesiva es tan  absurdo como criticar la decoración de las calles de Madrid o Paris por ser demasiado brillantes o la de las grandes tiendas por su extravagancia y glamour.  Yo particularmente adoro el ambiente mágico de los árboles nevados, son muchos… si… pero mira el tamaño de esas habitaciones, un solo árbol (más pequeño) decorado así en un salón de tamaño normal, el de mi casa o la de cualquiera que viva en un piso minúsculo es un detalle exquisito y elegante. Impresionante también el árbol que hace unos años disfrutó Aerin Lauder en su apartamento en Manhatan, grande y lleno de adornos, ideal para el espacio casi minimalista y muy clásico de su salón. Michelle Obama decoró la Casa Blanca cuando era la Primera Dama con un estilo más familiar pero sin olvidar la grandiosidad del espacio, igual que Melania se lució en cada salón eligiendo una decoración diferente de acuerdo a los colores y el uso de cada uno, embelleciendolos y haciendolos destacar. Hablando de excesos, nada como el clan Kardashian, ellas si saben llevar al extremo la exageración de La Navidad, en esta oportunidad la casa de la matriarca, Kriss, un árbol grande realmente, pero de tamaño perfecto para ese espacio, sin embargo le pareció poco y lo escoltaron con otros dos más pequeños pero con el mismo estilo y como toque final… un gran oso rojo. Una decoración que repetiría en mi casa, la de la actriz Anna Kendrik, elegante, un poco barroca con tonos sutiles, definitivamente mi favorita. . Como vemos las famosas también permiten que sus gustos se reflejen en la decoración de Navidad de sus hogares, adecuando la escala a la realidad de nuestros espacios podemos tomar algunos detalles y crear magníficos ambientes que nos alegren la temporada y digan así soy yo.

Deja un comentario

Tu correo electrónico no será publicado.


*