Bajo el sol de las reformas

Diane Lane es la actriz que se mete en la piel de Frances Mayes, protagonista de la película “Bajo el sol de la Toscana”.

Cartel película

Cartel. Imagen de: kubelica.com

El film trata sobre una escritora con éxito, cerca de la treintena, casada, con una vida feliz y acomodada, cuya estabilidad desaparece al ser engañada por su marido. Tras decidir embarcarse en un viaje por Italia, que le cambiará la vida, adquiere una villa en la Toscana, “Bramasole”. Y la adquiere tan solo por distintas señales que le envía el Universo y que ella cree un mensaje claro de que debe hacerse con esa casa y comenzar una nueva vida.

bramasole

Dibujo de la Villa. Imagen de: betweennapsontheporch.net

¿Pero es una buena idea dejar decisiones tan importantes al universo? Desde luego cuando una casa necesita tantas obras y reformas, puede que no.

Es en este punto cuando empezamos a hablar sobre decoración y sobre las obras en la vivienda y todo lo que conlleva una decisión tan importante.

En la película se citan varias frases que describen a la perfección los sentimientos que invaden al comprador de una vivienda una vez realizada, ya sea una preciosa Villa en la Toscana o cualquier otro tipo de vivienda antigua o nueva: “… el remordimiento del comprador es muy común entre los nuevos propietarios. Que tengan acidez de estómago y la necesidad repentina de llorar no significa que sea una mala idea”.

Bramasole antes

Fotografía interior del salón. Imagen de: betweennapsontheporch.net

Sobre todo, cuando tienes que hacer una gran reforma, como es el caso.

En primer lugar, debemos deshacernos de todos los elementos que sabemos que no vamos a utilizar: mobiliario, decoración, textiles. Limpiar cada una de las estancias, dejando las piezas que podemos recuperar o en el caso de no poderlas dejar en la vivienda apartarlas en una de las habitaciones en la que no vayamos a hacer grandes modificaciones.

grifo interior

Fotografía del grifo del interior de la casa. Imagen de: betweennapsontheporch.net

En segundo lugar, tener claro qué modificaciones podemos hacer en cada una de las estancias y así sacar el mejor partido a cada una. Frances, por ejemplo, quiere dar más espacio al salón y unirlo, tirando un muro al comedor.

Hay que tener en cuenta que los muros de carga deben modificarse siempre con el permiso y visado de un arquitecto. Un proyecto de decoración con el plano y estudio arquitectónico, suele ser la mejor solución en estos casos.

frances arreglando baño

Fotografía de Frances arreglando baño. Imagen de: betweennapsontheporch.net

El siguiente punto sería elegir la mejor dirección de obra. Esta parte es bastante compleja puesto que hasta que no se empiecen los trabajos no sabrás si has acertado o no. Habrá que elegir 3 y al decantaros por uno, rezar para que todo salga bien. Lo digo porque durante el largo proceso habrá momentos en los que existan problemas (en todas las obras ya sean pequeñas o grandes los habrá), diferencia de caracteres, problemas de instalaciones…. Mi consejo es que optéis por confiar en vuestro decorador y confiar en su equipo de trabajo y en su constructor, lo que os ahorrará muchos quebraderos de cabeza y problemas.

problema con la cisterna

Fotografía del problema con la cisterna. Imagen de: betweennapsontheporch.net

En Bramasole, los interiores está decorados con frescos en el salón, que recuperan, piedra vista, mobiliario. Todo ello queda reflejado en el cambio de personalidad de la casa y refleja la personalidad de Frances. Son pequeñas obras de arte que estaban escondidas en el interior de la casa y al ser revelados la casa brilla, se vuelve sencilla pero sofisticada, con una personalidad arrebatadora, sin engaños, todo queda a la vista.

interior salón reformado

Fotografía del interior de salón reformado. Imagen de: betweennapsontheporch.net

Una vez terminadas las obras de restauración del envolvente, de la arquitectura interior, nos zambullimos en el interior. Volvemos a escoger una cita del guión: “… escoger una habitación y hacerla propia”. No hay nada mejor para conectar con vuestra nueva vivienda, convirtiéndola en una extensión de vosotros mismos.

ultima fotografía

Fotografía del dormitorio principal. Imagen de: betweennapsontheporch.net

Deja un comentario

Tu correo electrónico no será publicado.


*