LA IMAGINATIVA AMÉLIE

Amélie Pouland, personaje interpretado por Audrey Tautou.

 

Cartel Amélie

Imagen de hemosvisto.blogspot.com.es

Amélie disfruta de las pequeñas cosas, desde meter las manos en sacos de legumbres a imaginar las vidas de las personas cuyas fotografías encuentra. Y es a través de las pequeñas cosas, de los pequeños detalles de la decoración de nuestra casa, donde podremos crear un mundo de ilusión y fantasía como el de Amelié.

 

Mano en las alubias

Imagen de screenmusings.org

 

El cuarto de baño de la señorita Pouland se caracteriza por colores suaves, verde pastel y amarillo. Paredes sin alicatar, pintadas en color vainilla que rompe con un encuadre en azulejo blanco brillo con aguas, enmarcado con listellos decorados en las zonas de lavabo y bañera.

Todo ello recuerda al Art Noveau, y más cuando se combina con el Mobiliario en madera con vetas vistas y con apliques de espejo con tulipas de vidrio en forma de tulipán.

 

Amelie Baño

Imagen de screenmusings.org

 

Tanto en el salón como en el dormitorio destacan los papeles pintados, de color rojo con motivos geométricos o brocados en colores más tenues.  Y que, a pesar de su diseño retro, aún hoy se pueden encontrar. Curiosamente son habitaciones con la misma escala cromática, quizá porque al ser más personales, el director de arte ha querido marcar la afinidad con la naturaleza de la protagonista.

 

DORMITORIO AMELIE

Imagen de screenmusings.org

 

Los colores rojos y verdes intensos destacan las piezas de iluminación azul y se elige el terciopelo como tapicería para el sofá. El mobiliario del salón es claramente Art Decó, recordándonos constantemente que el apartamento de Amélie se encuentra en el corazón de Paris.

 

amelie_image_3

Imagen de screenmusings.org

 

Un detalle increíble del dormitorio es la cabecera decorada con dos cuadros del artista Michael Sowa, ilustrador y pintor surrealista, que potencian aún más la increíble y desbordante imaginación de Amélie.

 

Amélie y el cocodrilo

Imagen de screenmusings.org

 

La cocina donde predomina claramente el rojo, está salpicada por una composición de azulejos que combinan el blanco y rojo en azulejos de 20×20, enmarcados por unas pequeñas cenefas en blanco y negro. El resto de las paredes en color vainilla, al igual que en el cuarto de baño dan la sensación de continuidad.

 

COCINA AMELIE

Imagen de screenmusings.org

 

Una de las ideas más divertidas que podemos aprovechar de este precioso apartamento es que en las zonas donde necesitamos proteger las paredes, como frente a griferías y fuegos de cocina, tan solo hace falta alicatar una pequeña parte, pudiendo así hacer una combinación increíble con los colores de la pared.

Los suelos de distintos colores, el mobiliario de segunda mano, las lámparas con cierto toque retro y todo combinado con un toque surrealista, harán de tu casa un lugar mágico si eres una persona divertida, aventurera y con una imaginación tan desbordante como Amélie Pouland.

Deja un comentario

Tu correo electrónico no será publicado.


*